Inicio Semillas de vida De bueyes y de ovejas

De bueyes y de ovejas

«Entre bueyes no hay cornadas»… «¿De qué hablan? De bueyes perdidos»… «No ponga cara de ternero degollado»… «Esos son lobos con pieles de ovejas»… Y así la lista de dichos populares podríamos seguirla por mucho rato. Será que la influencia de nuestras migraciones (españolas, italianas y otras) o los mismos originarios han tenido mucho que ver con lo pastoril.

Lo cierto es que esto de hablar y poner ejemplos de animales está en nuestro vocabulario y se traslada de un modo particular, no sólo a la cultura sino al culto.

Y cuando se quiere hablar de una imagen muy vívida de Jesús que nos busca y nos rescata se habla siempre del «Buen Pastor».

Jesús es el buen pastor. Es quien da la vida por sus ovejas. Es quien conoce a las ovejas por su nombre. Y a esto, en las ciudades donde entre la tierra y nosotros hemos puesto tanto asfalto nos cuesta comprenderlo.

Pero basta alejarnos un poco e ir hacia la Puna, por ejemplo, donde hay animales que pueden ser muy dados socialmente (recuerdo a Nieves, una llama en Abrapampa que venía a todas las misas y se dejaba tocar por todos pero solamente le llevaba el apunte a su dueña). El animal conoce la voz del pastor como el buen pastor conoce a su rebaño y sus sonidos, si tienen hambre, sed o alguno está preñado.

Hoy, cuarto domingo de la Pascua, la Iglesia celebra al Buen Pastor y se nos invita a rezar por todos los pastores y a pedirle al Señor que envíe pastores para su rebaño, que nunca falten muchos y santos sacerdotes, porque mediocres abundan. Y en un espíritu ecuménico es bueno que en las comunidades haya un guía espiritual y en este sentido pido también por mis amigos evangélicos, de distintas ciudades de la provincia y del país, también hombres de Dios, pastores en sus comunidades.

Hoy, domingo del Buen Pastor, pidamos que siempre haya buenos pastores, santos pastores, para apacentar al pueblo santo de Dios. Porque es un derecho de la grey, del rebaño, tener buenos y santos pastores. Pidamos en este cuarto domingo por esta intención. Y como este medio es leído en la república oriental del Uruguay, saludamos a todas las madres del hermano país que hoy celebran su día.

Buen domingo, en paz, en familia, pero siempre con Jesús, el Buen Pastor, gloriosamente resucitado.

Que la Virgen Santísima te bendiga.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here