Inicio Sociedad A dos meses del incendio de Sigma “hay más preguntas que respuestas”

A dos meses del incendio de Sigma “hay más preguntas que respuestas”

A dos meses del incendio de la planta de la formuladora de agroquímicos Sigma, ocurrido en la madrugada del 27 de septiembre en “La Verde”, la Asamblea Mercedina por la Agroecología (AMA) hizo conocer un comunicado en el que señaló que “hay más preguntas que respuestas”.

Los siguientes son los interrogantes planteados por AMA:

  • ¿Es consistente la nota del municipio del 26 de septiembre 2010 sin sello y firma sin cargo?
  • ¿Es la propia empresa capaz de remediar el desastre?
  • ¿No se siguen analizando las aguas?
  • ¿No hay juez ni fiscal titular en las causas?
  • ¿Por qué los vecinos no pueden constituirse como querellantes en la causa?
  • ¿No se clausura todo el predio?
  • ¿El OPDS no fiscaliza a diario e in situ?
  • ¿Que esperamos para cambiar el modelo agrario?

La Verde no se rinde

También en el día de hoy el vecino Jorge Pizzurno “un hijo de La Verde”, hizo conocer una reflexión “a dos meses del desastre ambiental”. El texto completo es el siguiente:

“Mercedes fue fundada un 25 de junio de 1752, quiere decir que el 27 de septiembre del 2019 se produjo el peor desastre ambiental de sus 267 años de vida.

Dos meses de miedo y desolación.

Dos meses de promesas incumplidas .

Dos meses de reuniones tediosas y sin resultados .

Dos meses de bañarse con angustia.

Dos meses de ver cómo la empresa no hace nada .

Dos meses de escuchar estupideces de la O.P.D.S .

Dos meses que el municipio mira para otro lado como perro que volteó la olla..

Dos meses de viajes y reuniones sin ton ni son .

Pero les digo, La Verde no se rinde,

su gente no se entrega.

En honor a los Porro, Zelaya, Ricchini, Cabrera, Acuña, Cejas, Fagundez, Pizzurno, Lagostena, Gollo, Benardelli, etc.,  en memoria de todos ellos que levantaron este paraje. Sus descendientes no dejaremos que Sigma nos ponga color gris al pago.

El 27 de septiembre  hace hoy dos meses un sismo movió a todos sus hijos. No fue la naturaleza, fue la negligencia humana de una empresa que solo piensa en ganar dinero a costa de lo que sea. Y de todos los estamentos gubernamentales .

Es una vergüenza lo que nos hicieron y lo que nos estan haciendo.

No somos ratas de laboratorio.

La Verde no se rinde.

Posdata: no se olviden de los que viven en la escuela y la estación a 300 metros. Y menos olvidar a Rubén Ponce».

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: