Inicio Emprendimientos Consejos básicos para iniciarte en el negocio de la carpintería

Consejos básicos para iniciarte en el negocio de la carpintería

Iniciar un negocio constituye todo un reto. Miles de microempresas nacen cada año pero pocas sobreviven luego de algún tiempo y por diversos motivos los dueños deciden dejar de lado el sueño del negocio propio. Los emprendimientos demandan energías y dedicación al 100 %, pues lo más probable es que en el primer año las ganancias sean exiguas.

Iniciar un negocio de carpintería requiere de gran conocimiento y destreza. Por supuesto, la financiación también es importante para dar nuestros primeros pasos. Este último punto resulta realmente indispensable, pues se trata de un negocio que requiere de mucha profesionalidad para elaborar productos de alta calidad. La fabricación de muebles de madera requiere de gran habilidad y no es para nada sencilla.

Además, se necesitan herramientas para uso profesional y no tanto doméstico que, por supuesto, representan una inversión. Por ejemplo, las sierras de banco son modelos de uso profesional, ya que deben instalarse en un espacio plano. Para trabajos manuales existen las sierras circulares y caladoras. Los taladros eléctricos también son herramientas imprescindibles y de uso más profesional que los de batería, pues cuentan con más potencia para el trabajo. Es importante tener una lista de artículos que necesitaremos para planear los costos. Incluso podríamos importar de Estados Unidos de tiendas como Amazon, Ebay o Walmart.

Los ingresos que pueden obtenerse en el rubro de la carpintería pueden ser bastante altos, sobre todo si nos hacemos de un listado de clientes fijos. A pesar de que se trata de un mercado altamente competitivo, un buen carpintero puede abrirse paso y sacar adelante su propia empresa sin ningún problema. Si vamos a dar nuestros primeros pasos en este camino, es importante tomar en consideración algunos consejos básicos.

En primer lugar, la ubicación del taller de carpintería es un factor importante. Es común encontrar carpinteros que han instalado su empresa en la planta baja de su propia casa, lo cual no es un problema si las cosas le van muy bien. No obstante, lo mejor es tener un local propio para que el cliente tenga la percepción de que se trata de un trabajador muy profesional. Tampoco se trata de instalarse en un lugar muy concurrido, puesto que el negocio consiste en elaborar muebles a medida.

Tener un negocio organizado también nos ayudará a crecer de manera sostenida y llegar a producir en grandes cantidades. Es bastante común ver talleres con retazos y restos de madera por todas partes. No obstante, debemos reservar un espacio para instalar nuestra oficina y un baño. Es más que suficiente para nuestros clientes.

En cuanto al personal, por lo menos debemos tener un empleado al momento de iniciar la empresa. Ya cuando el negocio empiece a crecer, se necesitará una persona en oficina, carpinteros para la producción y otra persona que se encargue de gestionar los servicios generales de la pequeña o mediana empresa.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: