Inicio Covid-19 Cassiani alertó que el colapso es inminente y llamó a la solidaridad

Cassiani alertó que el colapso es inminente y llamó a la solidaridad

Ante una situación “angustiante” y una ocupación de camas creciente, el director del hospital Dubarry hizo un llamado a la comunidad para pedir respeto a las normas y solidaridad ante un panorama que se viene en el marco de esta segunda ola de coronavirus, a la que definió como “una nueva pandemia” por sus características particulares, y si bien anunció que sumarán unas 16 camas y más recursos humanos a los existentes, dijo que el colapso del sistema se avizora.

Con unas 400 personas que lo siguieron a través de las redes locales, el doctor Pablo Cassiani, como director del Hospital Dubarry, se expresó a media mañana a través de su cuenta de Facebook para poder charlar y alertar a los vecinos para que tengan idea del estado de situación actual en la que está inmerso el sistema de salud.

«Hoy hay un escenario distinto, hay más movimiento, una continuidad en el reunionismo familiar que es el principal foco de contagio, a veces no cumplimos normas básicas de higiene como el lavado de manos o el uso del cubreboca»

“Estamos sumamente preocupados, angustiados, cansados, es una situación difícil la que nos atraviesa. Muchos preguntan acerca de esta segunda ola, yo la defino como una nueva pandemia. No estamos frente a la misma que tuvimos en el 2020 sino que es algo distinto”, dijo y marcó que tres son las características:

— “Cómo estamos viviendo esta pandemia como sociedad y cómo la vivíamos en abril de 2020, cuando ni siquiera teníamos casos pero estábamos como comunidad angustiados por la entrada del virus a este pueblo. La sociedad hacía mucho, se cuidaba, respetaba las normas sanitarias y temía a este virus que no sabía qué era, solo veíamos los escenarios de Europa. El sistema se pudo preparar, sumar camas y durante 2020 a ningún mercedino le faltó una cama. Hoy hay un escenario distinto, hay más movimiento, una continuidad en el reunionismo familiar que es el principal foco de contagio, a veces no cumplimos normas básicas de higiene como el lavado de manos o el uso del cubreboca”.

— “Otra diferencia tiene que ver con el virus, que ha ido mutando y generando nuevas cepas que ya están en nuestro entorno, como la del Reino Unido, y la cepa Manaos que no la tenemos en Mercedes pero ya hay circulación comunitaria en el AMBA y empezará a circular en nuestro medio. Son cepas más virulentas y contagiosas”.

— “El tercer factor que genera es cómo está el sistema de salud, que se supo fortalecer pero luego de un año de batalla ha sufrido bajas, hemos perdido compañeros y compañeras que ya no están con nosotros, hemos pasado situaciones personales que han hecho que el estado de ánimo decaiga y no hemos tenido ningún día de descanso. Yo creo que del año pasado a este he envejecido mucho por esto”.

De esta manera Cassiani destacó cómo se vive como sociedad, las características nuevas del virus y cómo está el sistema de salud para contenerlo, lo que a su entender significa “una nueva pandemia”.

«La velocidad de ocupación de camas es mayor que la velocidad en que se desocupan. Todos los días tenemos una ocupación mayor, y en Mercedes en cuanto a camas es muy bueno lo que hemos podido conseguir»

“Nos preocupa la cantidad de contagios e internaciones diarias”, señaló luego. “Estamos internando hasta 6 pacientes por día, mientras otros 10 se van evaluados o sin criterios de internación. La velocidad de ocupación de camas es mayor que la velocidad en que se desocupan. Todos los días tenemos una ocupación mayor, y en Mercedes en cuanto a camas es muy bueno lo que hemos podido conseguir. Todo lo que vemos es gracias a la solidaridad de todos. Tenemos 32 camas para pacientes Covid-19, de las cuales 18 están en terapia y 14 están en tercer piso. Es un número muy importante porque los hospitales mas grandes de la provincia tienen igual o menor cantidad de camas en terapia. Ese número sin embargo de 32 camas totales es un número finito y escaso frente a la realidad que estamos viviendo. No alcanza y estamos haciendo un enroque gigante de servicios y dispositivos para el fin de semana ganar 16 camas más, lo que sería sumar un 50 por ciento, pero será insuficiente sobre lo que vivimos. No estamos en el pico de la ola, le falta crecer y sin embargo el sistema empieza a saturarse y luego viene el colapso”, alertó Cassiani.

«El año pasado decíamos que esta enfermedad es tremenda en adultos mayores, pero lo que vemos es que se contagian menos estos adultos mayores y se contagian más los jóvenes»

“Tenemos un 75 por ciento de ocupación sobre esas 32 camas. Tenemos una comunión muy estrecha con la clínica, podemos derivar pacientes que tiene cobertura y dejar camas para los que no la tienen. Hay absoluta confianza para cuidar los recursos y vemos una disminución del promedio de edad. El año pasado decíamos que esta enfermedad es tremenda en adultos mayores, pero lo que vemos es que se contagian menos estos adultos mayores y se contagian más los jóvenes. A partir del mes de abril se ve una caída abrupta en el contagio de mayores, quizá producto de la vacunación, o de que los adultos mayores saben que produce mucha mortalidad, pero vemos más internación de jóvenes. Bajó el promedio de internación a 54 años en clínica médica y a 60 años en terapia intensiva, cuando era de 65 y 70 respectivamente el año pasado. Vienen pacientes con neumonías más importantes y agresivas. Hay pacientes que están sin antecedentes, incluso algunos que hacen deportes, y son invadidos por el virus que devasta el sistema inmunitario”, planteó el director del Hospital en su informe público de la situación, esta mañana.

«Teníamos un plan A y un plan B, pero ya estamos ejecutando el plan C y en nuestra ciudad, si continúa por este sendero y no bajamos los contagios e internaciones, vamos a una situación muy triste»

“Los recursos son finitos, uno puede agregar camas pero éstas por sí solas no representan una solución. Se necesitan bocas de oxígeno, medicamentos, recursos humanos. Hay un conjunto de profesionales, trabajadores y trabajadoras, cuidando al paciente para tratar de que mejore sus condiciones clínicas. Y con estas 16 camas hemos conseguido nombramientos desde provincia y el lunes se están incorporando. Siguen siendo pocos y no hay mucho más. Teníamos un plan A y un plan B, pero ya estamos ejecutando el plan C y en nuestra ciudad, si continúa por este sendero y no bajamos los contagios e internaciones, vamos a una situación muy triste. Yo estoy trabajando hasta 20 horas por día, pero de ninguna manera alcanzará el recurso. No podremos derivar pacientes”, alertó y señaló que están viniendo pacientes de otras localidades que están siendo recibidos. “Algunos incluso ambulatorios, que llegan boqueando a las puertas del hospital, se desmayan en la guardia y hay que internarlos. Cuidaremos el recurso para todos los mercedinos y mercedinas pero la situación es penosa, angustiante y parece de película de ciencia ficción. Uno no termina de entender la realidad que esto implica. Incluso mi viejo que aún no se contagió quizá no tenga una cama en terapia intensiva. El recurso es escaso y tenemos que cuidarlo entre todos, y la mejor forma es evitar ocasiones de contagio. El mayor foco de contagio está dentro de nuestras casas, cuando uno hace una reunión social con 4 amigos o un matrimonio con sus hijos vienen a cenar a casa. Vienen todos en perfecto estado y al otro día alguno tiene síntomas y luego todos se pueden enfermar”, señaló.

Cassiani llamó, en este contexto, a ejercitar la “solidaridad mercedina”: “Estamos haciendo un esfuerzo descomunal, estamos tratando de sumar más recursos y de tomar más conciencia. Necesitamos estar más unidos y preparados que nunca para vencer a este virus. Para que a nadie le falta una cama”, dijo.

“La situación es angustiante, la ocupación de camas es creciente. El sistema de salud se fue preparando cada vez más, hay trabajadores a toda hora, pero sufrimos mucho con los pacientes que no evolucionan, y eso nos repercute, porque no somos de piedra, tenemos corazón y nos angustia cuando perdemos a un paciente o a un familiar. Nos angustiará más cuando un paciente no pueda internarse por falta de camas o de oxígeno”, dijo y pidió a todos los que lo estaban siguiendo que replique este mensaje para que todos puedan tener conciencia de cuál es el estado de atención del sistema. “Vamos a poner todo, como lo hicimos hasta ahora, pero llamamos a cuidarse y respetar las normas”, concluyó Cassiani y recordó que está “a disposición de todos”.

El doctor Cassiani, en un alto en su labor, hizo un «vivo» parea creare conciencia e informar

Dejá un comentario