Inicio Campo Agricultura y tecnología: los nuevos avances en detección de plagas

Agricultura y tecnología: los nuevos avances en detección de plagas

La tecnología siempre fue un elemento esencial para la agricultura. Desde los primeros tiempos con las herramientas hasta la actualidad con las maquinarias de precisión. Esto resulta clave para la optimización de la producción y el éxito en la siembra de los diversos cultivos.

Hoy, las tecnologías automatizadas permiten optimizar las diversas áreas y tareas de la actividad agrícola. Por ejemplo, uno de los principales problemas de los cultivos son las enfermedades y plagas y, entre los últimos avances tecnológicos, podemos encontrar un dispositivo que permite detectar y diagnosticar plagas en cultivos en tiempo real.

 

A continuación, repasamos de qué se tratan estos equipos, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas.

¿Qué es la agricultura 4.0?

La agricultura 4.0 es un modelo de recopilación y análisis de datos acerca del campo. El objetivo principal es mejorar la calidad de los cultivos y, al mismo tiempo, disminuir las consecuencias en el medio ambiente.

De esta manera, se utiliza la tecnología para obtener información precisa y datos concretos acerca del estado de los cultivos. Entre los dispositivos utilizados para esto, se encuentran los drones, sensores, programas, etc.

Un ejemplo reciente de este tipo de tecnología es un dispositivo que permite diagnosticar enfermedades y plagas de los cultivos mediante tecnología fotónica e inteligencia artificial. De esta manera, no solo es posible erradicar estas problemáticas a tiempo, sino que también se optimiza al máximo la utilización de fitosanitarios como el herbicida con glifosato.

Tecnología de automatización de procesos y sensores espectrales

La tecnología hiperespectral permite captar información química de los cultivos. Así, es posible diagnosticar la salud de las plantas y sus necesidades de nutrientes.

Además, este dispositivo tiene la capacidad de detectar plagas y enfermedades a partir de tecnologías fotónicas e inteligencia artificial. Por otro lado, la tecnología láser obtiene imágenes 3D que permiten segmentar y calcular la distribución volumétrica de los árboles.

Esto último favorece la planificación para aplicación de fitosanitarios. De esta manera, los productores pueden diseñar estrategias de ahorro en productos como atrazina precio y optimizar al máximo su utilización.

Ventajas de aplicar la tecnología

La aplicación de la tecnología en el sector agrícola permite obtener información certera acerca de los cultivos y procesarla mediante inteligencia artificial. De esta manera, es posible extraer conclusiones que ayudan a los productores a tomar decisiones efectivas y acertadas para la gestión de los cultivos.

Esto permite, además, gestionar insumos como el agua, fertilizantes y fitosanitarios para aplicarlos en el momento y sitio más necesario. Esto implica reducir el gasto en recursos, aumentar la rentabilidad y generar dinámicas de sostenibilidad en nuestros cultivos.

Por último, la agricultura 4.0 posibilita enfrentar los desafíos futuros del sector agroalimentario, como la necesidad de adoptar medidas para cubrir la demanda de alimentos de los próximo 30 años que, según la ONU, aumentará un 70%.

En este aspecto, la tecnología se convierte en un recurso esencial para el aprovechamiento de recursos, el ahorro de energía y combustible y la reducción del impacto medioambiental.

Dejá un comentario