Inicio Emprendimientos Trabajar desde casa, cobrar en el extranjero

Trabajar desde casa, cobrar en el extranjero

El home office domina nuestra cotidianeidad desde hace ya casi dos años. Los paradigmas propuestos por el mundo empresarial en cuarentena, hizo que nos familiaricemos cada vez más con esta herramienta. Sumándole a esto, la devaluación del peso argentino, hizo que muchos profesionales, en especial los jóvenes, buscarán oportunidades laborales en el exterior. Los protocolos limitaron esa posibilidad de emigrar, y los trabajos a distancia son cada vez más comunes.

Acompañando este fenómeno, muchas multinacionales han sabido buscar talento en el país. Los salarios en moneda extranjera que estos ofrecen, establecen una mayor estabilidad económica, además de la comodidad ya conocida del teletrabajo. Asimismo, el concepto de ‘smart working’ ha estado cada vez más involucrado en el marco empresarial. Se busca trabajar cada vez más inteligentemente, a través de la utilización de nuevas tecnologías y metodologías que facilitan ciertas prácticas y ayudan a ahorrar tiempo que solía perderse más fácilmente.

Si estás buscando alguna de estas posibilidades, hay que tener en cuenta varios factores:

– Los horarios: La diferencia puede que te haga trabajar en horarios poco comunes.

– Sueldo: Las formas de pago suelen complicarse. Los impuestos a pagar, y la moneda pueden convertirse en trabas y hay que estar preparado para lidiar con eso.

– Comunicación: Las diferencias culturales hacen que muchas veces sea difícil la adaptación al marco que proponen los empleadores. Hay que ser pacientes, comprensivos y apostar siempre por el buen trato

Algunas de las empresas internacionales más conocidas, que están buscando mano de obra en nuestro país son: la empresa financiera JP Morgan, la consultora PwC que ha invertido 45 millones este año en nuestro país y el conglomerado de entretenimiento Warner Media, entre muchas otras compañías. En general EE.UU, Australia y Gran Bretaña son los tres países que están mirando con cariño al continente sudamericano, para este tipo de búsquedas.

Lo que queda claro es que otra vez el talento argentino interesa a capitales extranjeros. No solo se buscan profesionales consagrados, sino también emergentes, y potencial joven. Aunque también tendrás que pasar por arduas entrevistas, en algunos casos también en inglés, y lo que denomina examen psicométrico, una evaluación integral de habilidades, aptitudes, test de inteligencia y capacidad de aprendizaje, que han dejado atrás a las clásicas imágenes del test de Rorschach, que ya llevaban más de 100 años, aunque a veces aún se siguen utilizado.

Lo que hay que tener en cuenta es que los rubros con más ofrecimientos son el tecnológico, el creativo y el analítico. Son los terrenos que nutren las empresas del futuro. Y aunque existe más oferta que demanda, eso se está equiparando de a poco, y no hay que bajar los brazos. Hacía mucho tiempo que no existían este tipo de inversiones en nuestro suelo y hay que saber aprovecharlas. Mirando hacia delante, la situación solo puede mejorar. La pandemia está quedando atrás, y el crecimiento económico es casi un hecho.

Si estás convencido de que algunas de estas posibilidades se condicen con tu experiencia o tu visión, es solo cuestión de esfuerzo y tiempo para que la conexión suceda. Solo encuentra la manera de prepararte de la mejor manera posible. Este tipo de selecciones no son fáciles.

Cada vez existen más puntos de control, y para conseguir el trabajo de una vez por todas se requiere pasar por muchas etapas. Entrevistas, o tal vez un examen psicométrico. El entrenamiento y la anticipación te darán un punto extra. No importa si tu sector o habilidades no se condicen con lo que analizamos previamente. Lentamente se están abriendo puertas que antes estaban trabadas, y esa apertura es para todos y todas.

Dejá un comentario