Inicio Bienestar Consejos para el cuidado de los recién nacidos

Consejos para el cuidado de los recién nacidos

La llegada del nuevo integrante, y más si es el primero, genera muchas inquietudes y dudas en los padres. Al verse solos con el bebé ya en casa, aparecen los temores e inseguridades.

Las intranquilidades más comunes tienen que ver con el cuidado del recién nacido: cuándo y cómo se cortan las uñas, cada cuánto y cómo bañarlos, cómo mantener la piel del bebé sin paspaduras, etc.

Lee este artículo para despejar todas las dudas con respecto al cuidado de los recién nacidos en la casa.

  • El cordón umbilical: cuando el cordón deja de recibir sangre de la mamá, comienza a petrificarse y caerse, pero hay que curarlo para que no se infecte. Seguramente en el hospital te dirán cómo hacerlo, pero hay muchos que dicen que algunas opciones no son tan eficaces como otras. Esto es un mito, hay un estudio de la OMS que se realizó con recién nacidos que revela que cualquier método de los recomendados (en seco o con ayuda de un antiséptico) es efectivo. Lo que hay que tener en cuenta es que el aspecto del cordón luzca siempre normal, si supura, debes llevar a tu bebé con un médico.
  • La ropa: otra de las preguntas que siempre se hacen los papás es si abrigarlos o no. Durante los primeros días es conveniente mantener al bebé abrigado, porque recién sale del útero de su madre y es bastante el cambio de temperatura. Hay que tener en cuenta no abrigarlos de más. Cuando comienzan a pasar los días, se recomienda utilizar una capa más que nosotros: la cantidad de ropa que tenemos puesta, pero con otra capa más. Otro aspecto muy importante es que la Ropa de Bebé sea confortable y en lo posible de algodón, para poder evitar algún sarpullido o picazón molesta en la piel sensible que tienen los recién nacidos.
  • El baño: no es necesario bañar al bebé todos los días. El baño reseca la piel, saca las bacterias naturales y esto puede provocar infecciones cutáneas. Lo ideal es bañar al bebé cada dos o tres días, el día que no lo bañamos debemos higienizar la zona del pañal con agua y jabón. También hay que tener en cuenta que cuando bañamos a nuestro bebé, hay que secarlo mucho, sobre todo en la zona de los pliegues, y vestirlo rápido, para que no pase frío ni se enferme.
  • Las uñas: no hay una edad determinada para comenzar a cortarle las uñas a un bebé, simplemente cuando notamos que están largas, podemos cortarlas. Debemos tratar de que el bebé se encuentre tranquilo, y podemos cortar con tijeras redondeadas o utilizar una lima para evitar cortes de más.
  • Orejas, ojos y nariz: en caso de que sea necesario limpiar estas zonas, se debe hacer cuidadosamente. En los lagrimales suelen acumularse lagañas que podemos quitar suavemente con suero y gasa, desde adentro hacia afuera, para que no ingresen bacterias. Con la cera en los oídos pasa lo mismo, sólo debemos limpiar lo que se ve, sin introducir ningún hisopo, y por último, para quitar los mocos que molestan al respirar es recomendable utilizar suero fisiológico, de a gotitas para que vaya actuando y desprendiendo cualquier obstrucción.

Esperamos que les sea útil esta información sobre los cuidados de los más pequeños de la casa. De todos modos, a los padres primerizos, les recomendamos que estén tranquilos, poco a poco comenzarán a entender qué es lo que necesita su bebé y en qué momento.

¡Mucha suerte y hasta la próxima!

Dejá un comentario