Inicio Emprendimientos Emprendedores que convirtieron en tendencia oficios artesanales

Emprendedores que convirtieron en tendencia oficios artesanales

La costura y confección con telas es un oficio muy antiguo, que ha pasado de generación en generación de manera tradicional y se sigue trabajando en la actualidad. Si bien en 1790 el británico Thomas Saint, creó la primera máquina de coser, fue Merrit Singer quien perfeccionó este aparato siendo de gran uso en la revolución industrial.

Al inicio, estos artefactos para coser eran algo lentos y pesados. Sin embargo, con el avance tecnológico los talleres profesionales de producción masiva de ropa poseen máquinas de coser que pueden dar 900 puntadas por minuto, siendo de gran utilidad para una entrega eficiente de producto.

Pero ninguna prenda podría ser elaborada sin la mano costurera. Así es como nació Al dedal, el cual es un taller de costura que tiene como objetivo volverse en una base productiva que coopera con marcas reconocidas para realizar minoproducciones, prendas a medida y creación de muestrarios.

El proyecto lo dirige Lola Piña, pero no hubiese sido posible si su madre, Isidra Manzano, no la hubiera inspirado. “Las dos sentíamos que el oficio artesano se perdía entre las grandes producciones de los gigantes de la confección y decidimos actuar”, afirma Lola.

Por otro lado, también se encuentra el arte plumario. Henar Iglesias comentó que heredó la pasión por dicho trabajo gracias a su progenitora Charo Iglesias.

“Un día, cuando tenía ocho años, cerraron el único local de plumas que existía en Madrid. Me marcó mucho pensar que ese oficio ya no lo haría nadie. Entonces supe que yo me encargaría de ello”, explicó Iglesias.

Ella se dedica actualmente a confeccionar sombreros y a ser plumista. De igual modo, dirige junto a otra persona el taller Charo Iglesias y pertenece a la Asociación de Sombrereros de España como socia fundadora. A la par, desarrolla el arte plumario y elabora piezas exclusivas.

El oficio de fabricar baldosas una a una fue inspirado de hombre a hombre. Ivan Alvarado es el creador de Mosaista, pero aprendió la técnica del prensado hidráulico artesanal para la elaboración de baldosas y mosaicos, de Miguel Adrover.

Esta técnica artesanal tuvo su origen en 1860, con la prensa hidráulica. Ahora se pueden elaborar con menor presupuesto pues beneficia a otros insumos de producción industrial, que resultan también más baratos.

Alvarado, manifestó “los mosaistas nos dedicamos al diseño, restauración y reproducción de mosaicos hidráulicos tradicionales”. No solo han recuperado un oficio que estaba en vías de extinción, sino que además, lo han vuelto tendencia.

La producción artesanal es un oficio que se quiere revalorar. Esto tratan Rubén Valbuena, Juan Carlos Hernandez y Alvaro Carral, quienes han fundado Quesería Cultivo con la finalidad de dar a conocer a los pobladores de Madrid sus elaboraciones de queso artesanal.

El lema de estos emprendedores, desde sus inicios en el 2014, es “revolucionar la cultura del queso en nuestro país y hacer una apuesta definitiva por la artesanía y la excelencia alimentaria”.

Comentar

Haga su comentario
Por favor entre su nombre aquí: