Inicio Especiales Reunión con comerciantes gastronómicos por prevención, en el marco de la pandemia

Reunión con comerciantes gastronómicos por prevención, en el marco de la pandemia

Se toman medidas con todos los sectores de la sociedad y en ese sentido en el marco de la emergencia y la pandemia de coronavirus (con un caso ya confirmado en la ciudad) el jefe comunal Juan Ignacio Ustarroz, encabezó un nuevo encuentro con el objetivo de avanzar en la prevención y control del coronavirus. Este mediodía tras la reunión del Comité de Crisis fue el turno de los comerciantes gastronómicos.

El Municipio de Mercedes mantuvo reuniones con los sectores del comercio, entre ellos bares y confiterías, para establecer medidas preventivas, debido a la propagación del coronavirus y como parte de las acciones tendientes a generar conciencia y a profundizar la higiene y la prevención en todos los ámbitos.

Uno de los participantes fue el doctor David Valerga, subsecretario de Economía y Hacienda, quien narró: “En el marco de las distintas acciones que el intendente Ustarroz viene realizando con diferentes sectores, hoy estuvimos reunidos con los comercios que tienen que ver con confiterías y bares del microcentro de la ciudad”.

El subsecretario ahondó sobre los conceptos esgrimidos en esta reunión: “En primer lugar era poder escuchar cómo estaban viviendo esta situación, donde nos manifestaron que desde el día viernes a la fecha fue bajando la cantidad de asistencia, lo que deja a la vista la toma de conciencia de los vecinos, que no están saliendo de sus casas”.

“Desde nuestro lugar lo que les expresamos es que hoy el municipio no tiene una medida concreta de cierre de bares y confiterías, como de ninguna otra actividad comercial. Pero les comentamos sobre las disposiciones dispuestas, en las que la cantidad máxima que debe haber es de 200 personas y como distancia mínima –entre persona y persona– un metro cuadrado a la redonda”, agregó Valerga.

El funcionario explicó que “se planteó la necesidad de distanciar mesas y sillas dentro de cada confitería y/o bar, y que no haya personas paradas delante de una barra”.

“Ellos mismos plantearon la posibilidad de, según su actividad, achicar los horarios de atención de lunes a jueves, y otros ya han decidido directamente cerrar y trabajar con delivery”, se explayó.

“La idea es estar conectados, porque todo va cambiando conforme las horas y los días avanzan, y las medidas a nivel nacional también así lo hacen”, señaló luego. “En el caso de los viajeros al exterior están identificados, asistidos y en cuarentena. Pero asimismo les hemos pedido que si saben o en el ámbito de sus locales se enteran de algo que se comuniquen al 107”, completó e indicó que los controles del lado del Municipio van a estar desde Inspección General y en el registro de denuncias al 107 y 147. “Pero el municipio no tiene capacidad de inspeccionar y controlar todas las actividades de la ciudad –algo que sería imposible– por eso se necesita de mucho compromiso social, algo que en el caso de bares y confiterías se viene dando”, subrayó el subsecretario.

Dejá un comentario