Inicio Ambiente Vecina encontró una mulita herida, la curó y la devolvió a su...

Vecina encontró una mulita herida, la curó y la devolvió a su hábitat

Una vecina de la localidad de Goldney, en el Partido de Mercedes, encontró una mulita herida, la curó y la devolvió a su hábitat.

Cecilia, vecina de Goldney, encontró, rescató y curó a la mulita que se ve en la foto adjunta. Momentos más tarde la devolvió a su hábitat natural.

«Felicitamos y agradecemos a Cecilia y su familia por su sensibilidad, aporte a la biodiversidad y preservación del ambiente», destacaron en este sentido desde la dirección de Ambiente de la comuna, enterados de esta grata noticia.

El armadillo de nueve bandas, tatú negro, toche o mulita grande​ (Dasypus novemcinctus) es una especie de mamífero placentario de la familia Dasypodidae emparentado con los osos hormigueros y los perezosos.

Es de cuerpo pequeño y a pesar de sus patas cortas se mueve con rapidez; estas últimas poseen garras que le permiten excavar la tierra y crear madrigueras. Mide 50-60 cm aproximadamente y pesa entre 4-8 kg. Su coloración es negruzca con partes blancas y beige.

En este mamífero acorazado, su armadura posee nueve bandas (de ahí su nombre científico) y es una lámina pequeña cubierta de anillos duros que cubren la parte superior de su cabeza y espalda. Carece de piel, por lo que no resiste temperaturas bajas, por ello prefiere temperaturas cálidas.

Normalmente se cierra para dormir o defenderse ante un peligro, pero no es común encontrarle cerrado. Tiene dientes pero no pueden morder o masticar. Su característica más asombrosa es que posee placas dérmicas cubiertas de placas epidérmicas muy parecidas a las escamas de los reptiles. Vive desde el sur de Estados Unidos hasta el norte y centro de Argentina; es el armadillo con la distribución más amplia.

Aunque parece más común en áreas húmedas, nunca se le ve bajo la tierra ya que no puede respirar bajo la misma, donde cavan con sus patas muy bien dotadas.

Dejá un comentario