Inicio Emprendimientos Nuevas formas de comunicación útiles para ahorrar

Nuevas formas de comunicación útiles para ahorrar

La comunicación es una de las principales herramientas que ha permitido al ser humano evolucionar hasta su situación actual. Nuestra capacidad de colaboración, unida a la adopción y creencia de ideas comunes (articulándose ambas cosas a través de sistemas cada vez más rápidos, completos y generalizados de comunicación) han llevado a nuestra especie a colonizar todos los rincones del planeta y a desarrollar sociedades y mecanismos de convivencia cada vez más complejos.

La comunicación ha estado evolucionando siempre, haciendo que cambien nuestras formas de interactuar y relacionarnos. Los avances técnicos del siglo XX han ido poniendo, a través de medios cada vez más sofisticados, a más y más personas en contacto, incluso a aquellas que se encontraban separadas por océanos o distancias geográficas enormes. Sin embargo, ha sido el siglo XXI el que ha traído el verdadero boom de la comunicación, colocándonos en una situación en la que prácticamente cualquier persona es capaz de comunicarse al instante con cualquier otra persona o grupo de personas del globo. Y todo ello sin más que pulsar unas cuantas teclas en su teléfono móvil o su ordenador.

Algo tan común hoy en día como mandar un mensaje por Whatsapp o escribir un mensaje por Facebook hubiera sido algo inimaginable hace apenas 20 años. Y no hablemos de las llamadas o video-llamadas de muchas de estas aplicaciones permiten. Recordemos que el uso de internet y de los teléfonos móviles no se llegó a generalizar hasta a partir de la década de los 2000. Hasta entonces, las incursiones en esas novedosas herramientas estaban al alcance de solo unos pocos y no ofrecían más que servicios básicos a velocidades ínfimas comparadas con las actuales, lo que limitaba mucho las posibilidades disponibles.

Las nuevas herramientas permiten una comunicación instantánea, precisa y colmada de prestaciones adicionales (como el envío de archivos, la posibilidad de realizar llamadas de vídeo, la formación de grupos conjuntos, etc.). Y lo más sorprendente, lo hacen a un precio completamente gratuito —al menos desde el punto de vista económico, que lo sea a nivel de privacidad y uso datos personales es una cuestión aparte—.

De hecho, estas plataformas de mensajería instantánea, entre las que podemos destacar aplicaciones como Whatsapp, Line, Telegram, Wire, Signal, Threema, Riot o muchas otras que van surgiendo como alternativas que pretenden diferenciarse a través de funciones de cifrado y compatibilidad cada vez más avanzadas con el fin de asegurar la privacidad de nuestros mensajes y de los contenidos que compartimos, han sido las principales impulsoras de este cambio de paradigma en el que nos encontramos.

Entre otras cosas, ese cambio se ha puesto de manifiesto en un desplazamiento hacia una actitud distinta con respecto al uso de la tecnología y, en particular, del teléfono móvil. Este se ha convertido en una parte integrante e inseparable de nuestro día a día y de nuestras actividades cotidianas. La irrupción de redes sociales como Facebook, Instagram, Snapchat o Twitter, que también han influido de manera notable en la manera de socializar y comunicarse de las personas en los últimos años (y que, en algunos casos, también cuentan con servicios de mensajería instantánea como FB Messenger o Snapchat, entre otros) han contribuido a ahondar aún más en ese cambio.

Incluso en el mundo empresarial se comienzan a vislumbrar las posibilidades de estas nuevas formas de comunicarse y comienza a generalizarse el uso de herramientas como Slack, Asana, Twist u otras, que se suman a las ya conocidas plataformas para la realización de videoconferencias online (Skype, Zoom, Google Duo, Hangouts, Facetime, etc, etc.). Todas ellas, ya de por sí en auge, están experimentando, además, un avance exponencial a raíz de las medidas tomadas para mantener a raya la pandemia de Coronavirus.

Independientemente de juicios de valor acerca de si todos estos avances han contribuido a mejorar la calidad de la información que recibimos o si han supuesto un progreso o un retroceso en nuestra forma de comunicarnos, lo que está claro es que estas nuevas herramientas han cambiado el mundo y lo han puesto mucho más contacto. El uso que hagamos de ellas y cómo nos enfrentemos a retos como la seguridad o la privacidad digital determinará el éxito o el fracaso y la conveniencia de estos instrumentos.

1 COMENTARIO

  1. […] La comunicación es una de las principales herramientas que ha permitido al ser humano evolucionar hasta su situación actual. Nuestra capacidad de colaboración, unida a la adopción y creencia de ideas comunes (articulándose ambas cosas a través de sistemas cada vez más rápidos, completos y generalizados de comunicación) han llevado a nuestra especie a colonizar todos los rincones del planeta y a desarrollar sociedades y mecanismos de convivencia cada vez más complejos. La comunicación […] Nuevas formas de comunicación útiles para ahorrar […]

Dejá un comentario