Inicio Ambiente «Lo más importante está en la solidaridad y no en la competencia»

«Lo más importante está en la solidaridad y no en la competencia»

Luego de reunirse con el jefe comunal Juan Ignacio Ustarroz, este martes por la tarde encabezóؚ la reunión de la Mesa Agroecológica Mercedina el director nacional de Agroecología, Eduardo Cerdá. Se desarrolló desde las 18.30 un participativo encuentro en La Trocha en el que ingeniero agrónomo definió el nuevo paradigma y el desafío actúa para, desde lo estatal, poder consolidar producciones sin venenos y alimentos sanos, frente a un modelo colapsado, que es el de los agrotóxicos y la producción intensiva.

Cerdá fue presentado por el responsable del área de Ambiente, Juan Cruz Mendía, quien previamente destacó la participación de distintas áreas de la comuna entre los integrantes de la Mesa. “A la mirada ambiental la venimos trabajando trasversalmente y mañana teneos un foro de Planificación Estratégica con la temática de ambiente. Lo que salga hoy seguramente mañana podrá abordarse en esta instancia de participación que es muy destacable”, dijo Mendía y luego agradeció al visitante su compañía para ayudar a abordar las temáticas y propuestas que se quieren trabajar desde la agroecología.

El máximo referente de la nueva Dirección Nacional de Agroecología destacó, por su parte –ante un nutrido auditorio compuesto por trabajadores de la tierra de distintas áreas, integrantes de la Sociedad Rural, Senasa, la Asamblea Mercedina por la Agroecología, el INTA, la Universidad Nacional de Luján y distintos movimientos campesinos– la importancia de que “se institucionalice el trabajo en la agroecología por parte de la gente y los movimientos que vienen hace años”.

“Darles un lugar desde el Estado legitima el trabajo de todos, ahora queda un camino por andar, no era tiempo antes y no se pudo consolidar, pero ahora hay que trabajar con productores y municipios y comunidades que fomentan la agroecología y están interesados en acompañar y tratar de bajar el nivel de conflicto que tienen a veces las comunidades con algunas formas de producir”, dijo.

“Somos parte y tenemos que crecer junto a la naturaleza y no contaminando el agua, el aire y el suelo. Y eso es más posible de hacer desde cada municipio entendiendo que la comunidad se construye entre todos, con pequeños actos de cooperación, y es ese el paradigma nuevo”

En este contexto el ingeniero agrónomo agroecológico recordó cuando hicieron la Red RENAMA y el trabajo que tuvo: “Hoy nos interesa tener contacto con Mercedes, que tiene su ordenanza de fomento para la agroecología, y queremos charlar y acompañar, porque cada vez que un municipio apoya a productores estamos construyendo otra idea, una idea que tiene que ver con un nuevo paradigma”, definió Cerdá.

Este nuevo paradigma, dijo, “nos tiene convulsionados”. “Cambiar de paradigma no es algo menor. Se hace cada 400 ó 500 años y este nuevo tiene que ver con otra mirada, en la que somos parte de la naturaleza y no que vamos a vivir a expensas de la naturaleza. Somos parte y tenemos que crecer junto a la naturaleza y no contaminando el agua, el aire y el suelo. Y eso es más posible de hacer desde cada municipio entendiendo que la comunidad se construye entre todos, con pequeños actos de cooperación, y es ese el paradigma nuevo. Lo hace la física nueva, la cuántica, que nos dice que a la larga todo lo que están descubriendo con el acelerador de partículas tiene algo que ver con nuestros pueblos ancestrales. Y como decía El Principito, lo esencial es invisible a los ojos», afirmó Cerdá.

«Lo más importante está en la solidaridad y no en la competencia, donde se resalta el egoísmo, el materialismo y el patriarcado, y esto tiene que ver con la fertilidad. Y a mí siempre me llamó la atención la cantidad de mujeres que hay siempre en la agroecología, y que le han dado un gran impulso, ya que la mujer percibe más que nosotros los hombres el tema de la fertilidad, porque estamos más ligados a lo material y al consumo”, dijo entre otros conceptos, en la previa de su presentación expositiva y el posterior intercambio con los integrantes de la Mesa por la Agroecología.

Dejá un comentario